Editorial: Fundación Visión, la educación con los ojos puestos en la salud ocular comunitaria

Dr. Pablo Cibils

Fundación Visión – ILEVI

El Paraguay, así como otros países latinoamericanos, tiene muchas historias que contar. Historias de generosidad y entrega, infortunio y esperanza. A pesar de todo, este país sigue siendo un gran desconocido. Su célebre escritor, Augusto Roa Bastos lo había calificado como una “isla rodeada de tierra”.

La naturaleza ha sido generosa con el Paraguay. Tierra fértil, agua y recursos naturales en abundancia. Pero su historia ha estado marcada por episodios trágicos, devastadoras guerras y dictaduras militares, que han puesto su sello en la realidad del Paraguay de hoy. Un país rico en recursos, pero con grandes inequidades. Entre ellas se encuentra la cobertura de salud de la población, con un gasto por cápita de USD 159, que se encuentra entre los más bajos de la región.

En el año 1992, el país contaba con alrededor de 4.200.000 habitantes, de los cuales, más de la mitad habitaban en zonas rurales, sin ningún tipo de cobertura médica. El Programa Visión nació en ese año, como un pequeño proyecto de atención oftalmológica en la capital y comunidades rurales, liderado por el Dr. Rainald Duerksen y la licenciada Zulma Díaz, apoyado por la Christian Blind Mission (CBM). Comenzó con un consultorio comunitario en el Centro Médico Bautista de Asunción, un modesto quirófano acondicionado en una casa prefabricada, atenciones periódicas en el Hospital Menonita Km. 81, y visitas a las comunidades indígenas del Chaco Paraguayo. En ese año se realizaron 88 consultas y 5 cirugías. En un principio, la oferta de atención oftalmológica giraba principalmente en soluciones de vicios de refracción y cirugías de catarata.

Con el transcurso de los años, el programa fue consolidándose, incorporando nuevos médicos y técnicos, ampliando la cobertura geográfica de la atención oftalmológica. En el año 1999, la atención llegó a 4.300 pacientes y ocurrió un hecho trascendental: se transformó en Fundación Visión, con su propia personería jurídica, y se independizó físicamente del Centro Médico Bautista, inaugurando una clínica propia.

Este hecho dio un empuje decisivo en el desarrollo del proyecto, reflejado en los números, ya que al año siguiente se registraron 7.300 consultas, que fueron creciendo exponencialmente hasta llegar a las más de 93.000 que se registraron en el 2010.

Otro hecho decisivo ocurrió en el 2001. Viendo la necesidad de contar con médicos con una visión diferente de la salud pública, sensibles a los problemas que afectan a las comunidades, y tengan el deseo de contribuir al bienestar de la población, se creó el Programa de Residencia en Oftalmología, con el aval de Universidad Nacional de Asunción.

En el año 2003, mediante un convenio con el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, el programa abrió sus puertas a estudiantes extranjeros, con el objetivo de replicar el modelo de la Fundación Visión, en otros países con realidades socioeconómicas similares.

Así pasan, y han pasado por la experiencia de un modelo sustentable de oftalmología de primer nivel, enfocado a resolver los problemas de la comunidad, médicos de países tan diversos, como Argentina, Perú, Bolivia, Chile, Ecuador, Cuba, Guyana y México, pero con realidades socioeconómicas similares, con la seguridad de que van a contribuir en sus países a la construcción de la oftalmología solidaria del siglo XXI.

Esta experiencia formadora, se construye con la vivencia del trabajo en hospitales rurales, y en los más de 20 proyectos comunitarios en todo el país, que la fundación desarrolla y visita mensualmente. No obstante, la formación teórica es fundamental, y es por eso que salud ocular comunitaria forma parte del curriculum del programa de residencia. Talleres y cursos de capacitación en esta área, forman también parte importante de las herramientas pedagógicas, teniendo como emblema al Taller de Gerenciamiento en Salud Ocular Comunitaria que anualmente se realiza en la institución, y reúne a participantes y profesores de los cinco continentes.

El área científica y de investigación, constituye el otro pilar fundamental de la educación. Desde la formación del programa de residencia, hemos trabajado en consolidar alianzas y promover un programa de profesores visitantes, que con su experiencia, enriquecen la formación de los estudiantes.

Desde el año 2004, en una alianza con el International Council of Ophthalmology, el programa utiliza sus evaluaciones anuales, como control de calidad académica.

Entre el año 2003 y 2009, hemos contado con el invaluable aporte del Dr. Van Lansingh, de Estados Unidos, actual coordinador de Vision 2020 Latinoamérica – IAPB, y el Dr. Fernando Yaacob Peña, de Colombia, actual consejero de la Organización Panamericana de la Salud y de la Fundación Lyons International – Sight First, quienes dieron un aporte fundamental para sentar bases científicas y de investigación sólidas en la institución.

En el año 2005, con el apoyo de generosas donaciones nacionales e internacionales, se inició el proyecto de construcción del hospital propio, con la adquisición de un terreno localizado en la ciudad de Fernando de la Mora, lindante con la capital, y la palada inicial, en el 2006, del que vendría a constituirse en el mayor centro de atención oftalmológica del país.

En el año 2009, otras alianzas de suma trascendencia se dieron en nuestra vida institucional, entre las que se destacan el LAICO (Lyons Aravind Institute of Community Ophthalmology), la División de Oftalmología Internacional de la Universidad de Wisconsin, que incluye rotaciones de sus residentes por la Fundación Visión cada año, y con la Universidad Austral de Buenos Aires.

En el 2010, se estableció una de las alianzas más importantes. Fue creado el Instituto Latinoamericano Leones – Visión de Salud Ocular Comunitaria (ILEVI), con el apoyo de la Fundación Lyons International, con el objetivo fijado en apoyar decididamente las actividades académicas y asistenciales de la Fundación Visión.

En la actualidad, el programa de residencia cuenta con el aval de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción”. En 10 años ha experimentado un crecimiento sostenido, al punto de constituirse en referencia en salud pública ocular en la región, y uno de los pocos que abren sus puertas a médicos extranjeros.

Uno de los principales desafíos para el futuro, es posicionar a la institución como un centro generador de conocimientos y publicaciones científicas, principalmente en el área de salud pública. Es por eso que varias de la nuevas alianzas están orientadas a fortalecer esta área.

Creemos que en la región podemos tener una oftalmología más solidaria. Con la ayuda de Dios, estamos trabajando decididamente en esa dirección. El trabajo coordinado entre gobierno, sector productivo y sociedad civil, es el pilar fundamental de la sustentabilidad de los países. Nosotros, desde la sociedad civil, entendemos que podemos dar nuestro aporte para disminuir las inequidades que existen en esta parte del mundo.

Dr. Pablo Cibils

Director Académico

Fundación Visión – ILEVI

Los comentarios están cerrados.