Educación Continua – Un Vínculo Importante en Baja Visión

Karen R. Seidman, MPA
Mary Ann Lang, PhD
Founding Partners,
North Star Vision Group,
New York, USA

VISION 2020 ha realizado muchos avances en la búsqueda de un mejor nivel de disponibilidad de los servicios mundiales de baja visión y rehabilitación visual. Entre ellos son mejoras en la formación de oftalmólogos, optometristas y profesionales en baja visión . North Star Vision Group aplaude estos esfuerzos de capacitación que contribuyen a un enfoque más orgánico a la atención de baja visión y rehabilitación visual. A la vez queremos subrayar la importancia de la educación continua en el tema de baja visión para las personas que ya están en la práctica. Somos de la opinión que logramos un impacto aún más profundo cuando hacemos esfuerzos por alentar a los que ya están en el consultorio o la clínica para que añadan el cuidado de baja visión al cuidado que ya ofrecen.

No es fácil. Sabemos bien que a menudo es más difícil interesar a los que ya están en la práctica, dedicar tiempo y dinero para inscribirse en cursos de baja visión, un campo que todavía no es tan atractivo como otras especialidades. Pero es precisamente ese grupo que está en una posición perfecta con acceso fácil a una población de pacientes que necesitan atención de baja visión y rehabilitación visual. La educación continua es un vínculo importante entre los avances de hoy y la población cada vez mayor que necesita ayuda en la actualidad . Podemos destacar algunos aspectos que nos parecen universales.

1- El papel de la educación continua es de ayudar al clínico ha estar actualizado y prepararse para atender a pacientes con baja visión en cualquier momento.

La baja visión es un campo constantemente en desarrollo. Las técnicas del examen, la herramienta para evaluación, ayudas ópticas, tecnologías nuevas – todo cambia con el desarrollo continuo del campo. Hoy en día están en casi todas partes, tabletas, GPS, teléfonos inteligentes y otros dispositivos similares. Aunque nosotros estamos familiarizados con estos aparatos, para la persona con baja visión es importante tanto por sus características útiles como por su aceptación en la población en general. La educación continua ayuda a los profesionales a conocer los últimos avances con el objetivo de ofrecer un mejor servicio al paciente.

2- El papel de la educación continua es de presentar contenido práctico y “justo a tiempo” en vez de “justo en caso”.

Evidenciamos que el trabajar en un consultorio y/o clínica introduce la necesidad de dominar temas de la baja visión que sean más prácticos, tópicos que tal vez antes no tenían tanta importancia para el clínico. Por ejemplo, crece la importancia de conocer cómo realizar el examen clínico de baja visión lo más eficientemente posible, cómo implementar la clínica, qué dispositivos se necesitan y cómo conseguirlos, así mismo cómo formar y ser parte de un equipo multidisciplinario. Notamos que los profesionales se benefician de dar otra mirada a estos temas cuando ellos ya están trabajando, independientemente de los cursos que hayan tenido durante su capacitación.

3- El papel de la educación continua es de proporcionar contenido importante y un marco para su uso en el ámbito clínico.

Ciertos temas tienen mucho que ver con el manejo de la baja visión pero el clínico puede pasarlos por alto si no reconoce su aplicación para si mismo y/o para sus pacientes, como los temas de diseño universal. Los conceptos de diseño universal tienen validez tanto para su aplicación al diseño del consultorio como para los derechos del paciente. La comunicación de estos conceptos a pacientes es más al día y más útil cuando la educación continua ayuda por poner en contexto las provisiones y cambios recientes.

Princípios de diseño universal:

  1. Uso equitativo
  2. Flexibilidad en el uso
  3. Sencilla e intuitiva
  4. Información perceptible
  5. Tolerancia para el error
  6. Bajo esfuerzo físico
  7. Tamaño y espacio para el acceso y el uso

Del mismo modo, las ordenanzas, reglas y leyes que tratan de los derechos de personas con impedimento visual en varios países tienen gran impacto para clínicos y para pacientes. Ejemplos son la ley para estadounidenses con discapacidades (ADA) y sus enmiendas (1990; 2008, 2010); la ley brasileña de los derechos de personas con discapacidad (2007), la ordenanza 1679 brasileña (1999) y la ley colombiana 1618 (2013). Cada uno de ellos especifica la responsabilidad de la sociedad (inclusive la familia, los negocios, las organizaciones no-gubernamentales, los sindicatos) y los derechos de la persona. La legislación en varios países ofrece la garantía a la igualdad de oportunidades para la gente discapacitada en los lugares públicos, en los servicios públicos de empleo, en el transporte, en los servicios estatales y locales, y en telecomunicaciones. Las leyes estatales o regionales sobre conducción también forman un fondo importante para la práctica de baja visión. Para los que quieren manejar la baja visión es preciso conocer la aplicación local de varias de las leyes y sus enmiendas. La educación continua facilita el conocimiento útil del ámbito legislativo con aplicación a la situación clínica.

4- El papel de la educación continua es de dar apoyo a los servicios de rehabilitación visual brindándole a los profesionales como oftalmólogos, optómetras entre otros, información de la ubicación de estos servicios en su propia comunidad.

Al pensar en la adaptación del paciente con baja visión a su situación sabemos que debe ser una conexión integral entre el cuidado de la baja visión y la rehabilitación visual. Lastimosamente todavía hay un limitado conocimiento en las ventajas de la rehabilitación visual por parte de los pacientes. La disponibilidad de servicios no es la única razón causa. También es clave la identificación de quienes atienden pacientes, con los beneficios de estos servicios en mejorar la calidad de vida de los mismos.

Barreras y soluciones

Las razones más frecuentes para que los profesionales no se involucren con la educación continua son tres: (1) “no tengo tiempo”; (2) “es caro viajar”; y (3) “no sé qué opciones hay”.

Existen varias soluciones disponibles:

• Recursos en línea – Unos cursos, libros y otros recursos por Internet están disponibles sin salir de casa o consultorio. Estos amplian la información asequible de simposios y congresos nacionales e internacionales y representan el futuro en un mundo donde es difícil y costoso viajar. Los recursos habituales cubren una variedad de tópicos y parece que van apareciendo más cada día. Lastimosamente la mayoría de estos sitios se encuentran en idioma inglés, habiendo una carencia en nuestro idioma español . Siendo una prioridad para Latinoamérica el abordaje de la baja visión, lo cual es promovido por Vision2020, el tener cursos en línea en español se convierte en una necesidad . Unos ejemplos de los recursos habituales son los siguientes :

http://www.lowvisionproject.org/ http://emeraldeducationsystems.com/course/ees/jhulvc001
http://www.aerbvi.org/modules.php?name=News&file=article&sid=403http://www.visionaware.org/first-steps-in-vision-rehabilitation
http://www.lea-test.fi/
http://www.formacionoptometrica.com/index.php
http://www.canalsolidario.org/formacion/discapacidad-visual-baja-vision-y-apoyo-a-la-movilidad/1852

• DVDs – Existen varios en el mercado sobre la baja visión y rehabilitación visual. Por ejemplo, un recurso muy útil para los que trabajan con niños es un DVD (en 6 idiomas, inclusive español) que se llama, “Leo aprende haciendo” [Leo Learns by Doing]. Muestra como es que los padres (y otros cuidadores) pueden utilizar las actividades de la vida diaria para promover el desarrollo de destrezas en un niño con impedimento visual.

• Cursos personalizados y/o consultas individualizadas – Estos están disponibles en vivo, utilizando por ejemplo skype. Esto puede elevar los costos comparado con los otros cursos en línea. Sin embargo el impacto en el aprendizaje puede ser mayor porque el programa es personalizado para grupos pequeños o grandes según sus necesidades. North Star Vision Group puede dar más información acerca de esta forma de aprendizaje.

La educación continua es un una estrategia importante en la campaña compartida de desarrollo de los servicios de baja visión y rehabilitación visual en el mundo. Con ella los oftalmólogos, optometristas y otros profesionales llegarán a tener mayor comprensión de la baja visión utilizando los recursos adecuados, creativos y útiles que existen hoy en día de tal manera que les permitan ayudar a los pacientes con impedimento visual, así como a sus pacientes generales.

North Star Vision Group (NSVG) se dedica a la promoción de servicios para personas con baja visión y ceguera a nivel mundial, trabajando en muchos países en colaboración con las organizaciones locales, ofreciendo un rango extenso de cursos prácticos y consultas personalizadas.

Los comentarios están cerrados.