Funcionalidad: Tema olvidado en Oftalmología.

Dr. Byron Danilo Polanco Marroquín. Guatemala. 
Presidente actual de la Sociedad Panamericana de Baja visión

Haciendo un recuerdo de la historia vivida, y del presente del cual también soy participe, veo con mucha alegría, que tan hábiles y especializados somos para poder tratar los problemas que se presentan en el ojo ( el órgano ) , las destrezas y los adelantos nos permiten realizar casi milagros de la ciencia.
Estos milagros de la ciencia fueron los que me incentivaron a seguir adelante en mi formación y me permitieron ser partícipe del mundo de la oftalmología. Durante mi formación experimenté esa sensación de satisfacción que se logra cuando damos el tratamiento adecuado y obtenemos el resultado anhelado, por el perfeccionamiento de nuestras destrezas y de nuestras capacidades. Sin embargo me di cuenta que para un grupo reducido de pacientes, estos resultados no eran lo suficientemente buenos, y me estaba quedando corto con lo que las personas buscaban. Si, es una realidad, qué existe y se vive aquí y allá, en muchas partes de América Latina, y del mundo, en donde exista un Oftalmólogo interesado únicamente en resolver el problema anatómico del ojo.
Cuando la experiencia nos permite hacer esos milagros de la ciencia, nos olvidamos que quien acude a nuestra consulta además de tener un daño en el ojo o estructuras anexas, presenta problemas relacionados a su funcionamiento como persona ( parte esencial para la vida de quien atendemos, y lo cual no es tema de enseñanza en los post grados de oftalmología ).
Cualquier enfermedad dependiendo de su severidad podrá provocar en algún punto de su evolución una limitación de funcionamiento, y esta enfermedad puede provocar entonces repercusiones en la persona. Estas repercusiones de las que hablo son repercusiones en el funcionamiento como persona, en sus habilidades y destrezas que han sido mermadas por el daño del órgano.
Baja Visión, no es una enfermedad, sino un estado en el cual el ser humano debe de adaptarse a esa condición visual, es un estado de vida que necesita el apoyo multidisciplinario para apoyar a la persona para que aprenda a vivir con esta condición. Se define en general Baja Visión, como la persona que ha tenido daño en ambos ojos, que luego del tratamiento médico/quirúrgico y la mejor corrección óptica convencional, el mejor ojo presenta una agudeza visual igual o menor de 20/60 hasta percepción de luz, y /o un campo visual menor de 20 grados en su eje más amplio, pero que su visión sea lo suficientemente útil para planear y ejecutar alguna actividad. Dentro de esta definición es un porcentaje mínimo de personas que atendemos, pero que por desconocimiento o simplemente por olvido, dejamos de darles otras oportunidades que puedan completar nuestro tratamiento el cual fue encaminado únicamente a curar la estructura anatómica dañada, el ojo. Si logramos dar un paso más allá de nuestras capacidades podremos darle a este grupo de personas una nueva oportunidad en la vida.
Un grupo pequeño de personas que acuden a nuestro consultorio tienen enfermedades que han provocado pérdida irreversible de la visión, les hemos ofrecido algún tipo de tratamiento médico, quirúrgico y para nosotros el resultado ha sido bueno, alentador, pues hemos logrado detener, curar, obtener el resultado que para nosotros es bueno, si, para nosotros, pero , y cuándo hemos pensado en qué piensa el paciente? la persona que está frente a nosotros al cual le hemos dicho mire todo salió bien, fue un éxito la cirugía! Y la persona responde si Doctor pero no veo!!! Es muy importante llevar de la mano el éxito quirúrgico, con las necesidades de la persona, no debemos olvidar que el daño en el órgano traerá consecuencias anatómicas y fisiológicas del ojo y este a su vez provocará consecuencias en disminución de habilidades y destrezas en la persona que le llevarán a tener problemas económicos, familiares, sociales, en fin, problemas en su entorno. A este grupo pequeño de personas es al que es importante evaluar la funcionalidad.
El Doctor August Colenbrander ( Measuring Vision and Vision Loss ) hace referencia sobre la importancia que tiene la medición cuantitativa de los test que empleamos en oftalmología ( agudeza visual, colores, sensibilidad contraste, campo visual etc ). Como Oftalmólogos olvidamos una parte importante y es la medida cualitativa de esos test, entendamos por cualitativo, el cómo la persona se desenvuelve en la vida diaria y como realiza sus actividades en el mundo exterior, qué dificultades tiene para realizar sus actividades con la capacidad visual que tiene, si esta es la verdadera medida que para la parte funcionalidad tiene mucha validez.
Para los que trabajamos con ese grupo de personas que han tenido pérdida visual y que luego del tratamiento médico y quirúrgico realizado presentan una visión deficiente el parámetro cuantitativo llamado Agudeza visual es un punto de referencia para saber cuánto podemos mejorar la visión del paciente utilizando métodos especiales ( telescopios, lupas, lentes etc ), y podemos predecir con cierto grado de certeza hasta donde pueden llegar con el uso de estos dispositivos especiales.
Con la oportunidad que me ha dado la vida de conocer Oftalmólogos de distintos países de América Latina, muchos están contentos con la cantidad que logra ver la persona ( agudeza visual) y olvidan la calidad, si la calidad con la que logra ver. La sensibilidad de contraste es otro factor importante, puede cuantificarse por métodos especiales, debemos tenerlo siempre en mente para investigarlo ya que nos dará una idea de cuanta dificultad presenta la persona que evaluamos.
El deslumbramiento, pasa desapercibido como parte de nuestro examen y a veces no se le da la importancia que merece, en nuestra clínica existe un buen control de iluminación, pero nada parecido al sitio de desenvolvimiento diario de nuestro paciente.
Colores se pueden ver alterados en forma adquirida o en forma congénita, muchas veces pasa desapercibido este tipo de alteraciones ya que ponemos mucho énfasis en el resultado anatómico y cosmético de la cirugía realizada.
Queda claro que el funcionamiento del individuo se verá alterado por el daño del órgano ( en este caso el ojo ), y cómo éste, trae consecuencias en la persona. Es importante que le demos el valor a estas complicaciones para ofrecer entonces una oportunidad a la persona que nos visita… El tratamiento médico oftalmológico lo podremos cubrir sin problema, pero el cómo la persona se desenvolverá con el remanente visual será el apoyo que el equipo que trabaja en Baja Visión puede ofrecerle mediante un proceso de rehabilitación visual, tratando de explotar al máximo mediante el uso de dispositivos especiales, la visión que presenta y así darle la oportunidad de ser independiente, autosuficiente y de incorporarse de nuevo a la sociedad como una persona que vale y puede realizar las actividades.
En fin con este breve artículo, quiero despertar la inquietud del trabajo en equipo. Cuando como oftalmólogo llego al final de mi capacidad, de mis habilidades, y destrezas y ya no puedo ofrecer más a la persona que atiendo para mejorar su visión y calidad de vida, hay alguien más que puede proporcionarme el apoyo para dar un tratamiento oportuno a esa persona que tiene necesidades y que desea volver a ser independiente. Aquí volvemos al tema de la Funcionalidad.

A continuación un breve cuestionario a ser utilizado en la consulta para darnos una idea de las habilidades y destrezas y las limitaciones que presenta la persona producto del daño en el ojo:
Su visión es suficiente para …
Marque con una (X) si tiene dificultad para hacerlo
Problemas con Orientación y Movilidad:
1. Salir solo a lugares cercanos y lejanos ( )
2. Manejar automóvil, ( )
3. Ver los semáforos ( )
4. Ver banquetas y bordillos ( )
5. Tropieza mucho en casa o en la calle ( )
6. Se golpea sus piernas con frecuencia ( )
7. Tiene dificultad para desplazarse ( )
Problemas con su Visión Lejana:
1. Ver a la gente u objetos ( )
2. Reconocer rostros ( )
3. Ver las gradas para subir o bajar ( )
4. Ver televisión ( )
5. Ir al cine ( )
Problemas en Actividades de la Vida Diaria
1. Puede hacer limpieza en su casa ( )
2. Puede cocinar y ver lo que cocina ( )
3. Puede encender la estufa ( )
4. Ve la llama ( )
5. Se ha quemado con frecuencia ( )
6. Logra ver la comida en su plato ( )
7. Puede marcar el teléfono ( )
8. Hace su arreglo personal solo/a ( )
9. Puede distinguir los colores de la ropa o de los zapatos ( )
Problemas en la Visión Cercana
1. Puede leer los encabezados del periódico ( )
2. Puede leer el texto de las noticias ( )
3. Puede leer los clasificados ( )
4. Puede leer las etiquetas o precios ( )
5. Puede enhebrar una aguja, coser, tejer ( )
6. Puede firmar documentos o escribir notas ( )
7. Puede leer lo que escribe ( )
Problemas con la Iluminación
1.Le molesta el exceso de luz solar ( )
2. Es mejor su visión en los días nublados ( )
3. Acostumbra a usar lentes para el sol ( )
4. La luz brillante le ayuda ( )
5. Ve menos de noche ( )

Bibliografía.
Measuring Vision and Vision Loss
August Colenbrander, MD – San Francisco This manuscript is similar to Chapter 51 in Volume 5 of Duane’s Clinical Ophthalmology, 2001 edition
VISUAL STANDARDS ASPECTS and RANGES of VISION LOSS with Emphasis on Population Surveys Report prepared for the International Council of Ophthalmology at the 29th International Congress of Ophthalmology Sydney, Australia, April 2002
Historia Clínica modificada. Hospital Conde de Valenciana. Unidad de Baja Visión. México Distrito Federal.

Los comentarios están cerrados.