Retinosis Pigmentaria y Baja Vision

Dra. Vania García
Medico oftalmólogo- Baja visión.
Bolivia

Se denomina Retinosis Pigmentaria (RP) a un conjunto de degeneraciones progresivas de carácter hereditario que, de manera difusa, afectan primariamente a la función de las células fotorreceptoras y al epitelio pigmentario de la retina (1). Es la distrofia más común; y es frecuente en centros y clínicas de Baja Visión.
La retinosis pigmentaria es una causa importante de ceguera en el mundo y representa un desafío científico, en la cual muchas veces los hallazgos oftalmoscópicos aparecen tardíamente respecto a los síntomas (2). El aspecto oftalmoscópico mas encontrado es el acumulo de pigmento en forma de osteoclastos en la periferia media de la retina, a nivel del epitelio pigmentado (3) Fig 1 y 2

retinitis pigmentosa

Fig (1 y 2) Aspecto clínico de la retinosis pigmentaria

IMPLICANCIAS FUNCIONALES
• Disminución de la visión nocturna o cuando hay poca luz (Nictalopia)
• Pérdida de la visión periférica, por reducción concéntrica del campo visual, originando dificultades en el desplazamiento.
• Pérdida de la visión central (en casos avanzados), dificultando reconocer rostros, ver letreros o leer entre otros.
• Adaptación lenta a la oscuridad
• Fotofobia y deslumbramiento
• Problemas en la movilidad
Los pacientes se quejan de golpear objetos al caminar, de no poder encontrar y localizar objetos y dificultad al leer ya que muchas palabras se pierden.
Es importante tomar en cuenta que estos pacientes pueden tener el campo visual restringido, y mostrar serios problemas de movilidad y más aún en lugares que no frecuentan o no conocen, en estos casos caminan acompañados o en forma muy lenta e insegura.(4)
Al estar afectada la retina periférica y contar con un número significativamente menor de bastones, estos pacientes tendrán serias dificultades para adaptarse a condiciones de luz escotópica (bajos niveles de iluminación), además de ser muy lenta la adaptación a los cambios de luminosidad (cuando pasan de un ambiente a otro). También enfrentarán dificultades para sortear obstáculos u objetos cercanos, porque el campo visual es más pequeño cuanto más cerca está el objeto (4)
CONDUCTA Y AYUDAS EN BAJA VISION
Muchos pacientes con retinosis pigmentaria tienen muchas expectativas y frustraciones, los que tienen campos tubulares tienen problemas de movilidad y les es difícil adaptarse a su condición. Tienen mucho miedo de quedar ciegos y de pasar la enfermedad a sus hijos.(5), por lo cual es necesario el soporte psicológico.
El uso de sistemas de magnificación no siembre tienen el efecto deseado dado que con una constricción importante del campo visual, serán pocas las letras que el paciente pueda abarcar, incluso si se aumentara el tamaño de las mismas por medio de la magnificación y/o se acercara el material a los ojos, menor seria el campo de lectura(4).
Son de utilidad en el abordaje de la Baja Visión en pacientes con esta enfermedad:
• Lupas de apoyo de bajo poder y foco fijo, que permiten ajustar la distancia focal y aprovechar mejor el campo útil del paciente, mejor si cuentan con iluminación propia.

• Filtros: Lentes con filtro amarillo 508 Chadwick Optical ó Corning glass Works CPF 550 (5)
• Telescopios reversos o invertidos de bajo poder, se implementan en pacientes que presentando una restricción significativa del campo visual presenten buena agudeza visual. Los prismas de Fresnel no son muy útiles en estos pacientes (4)
• Lámparas de apoyo en el piso y en la mesa en las áreas de recreación, y en las áreas de lectura, recordar que la luz debe ser dirigida al área de trabajo y no a los ojos.
• Utilizar persianas para realizar un ajuste natural a la luz
• Sistemas de iluminación nocturna (Linternas especiales de amplio campo y de alta intensidad que producen un haz de luz amplio y brillante que facilita la movilidad en la oscuridad)
• Ayudas no ópticas para mejorar el contraste.
• Mantener la casa ordenada con los muebles mínimamente requeridos y en áreas bien definidas, con colores que contrasten, evitar pisos reflejantes, retirar cordones eléctricos visibles, utilizar señales en las gradas para marcar los bordes
• Los pacientes con esta enfermedad deben evitar viajar y caminar solos en condiciones de baja iluminación
• Es importante que los pacientes con esta enfermedad sepan y tengan la esperanza que se están realizando muchos estudios a nivel mundial para curar la retinosis pigmentaria y que en cualquier momento podría aparecer algún tratamiento para esta entidad.
Por otro lado, en caso fuera necesario que sean operados de catarata, se recomienda que el oftalmólogo realice el cálculo del lente intraocular con la intensión de dejar a su paciente miope de aproximadamente -2.50 dioptrías.
Es importante destacar que un porcentaje significativo de ellos se beneficiarían con el entrenamiento en orientación y movilidad impartido por personal capacitado.(4)

Bibliografía
1. Berson EL. Retinitis pigmentosa and allied retinal diseases. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 24.
2. J. Donald M. Gass .Macular Diseases. Ed Mosby, 4ta edición 1997 p. 352-354.
3. Danilo D. Monteiro de Castro. Vision subnormal. Biblioteca brasilera de Oftalmologia. Ed. Cultura Medica. Brazil 1994
4. Guillermo Arroyo. Soluciones para la baja vision. 1a ed.2011 Paratexto Argentina.
5. Monica Chaundhry “Low Vision Aids” Jaypee Brothers. Medical Publishers (p) LTD New Delhi 2006.

Los comentarios están cerrados.