Impacto del aprendizaje de oftalmología en las escuelas de medicina

Laura Elizabeth Vargas Rodríguez
Oftalmología
Enfermedades Inflamatorias oculares
Maestría en Educación.

Aproximadamente 285 millones de personas en el mundo viven con algún problema visual, de ellos, 39 millones de personas son ciegas y 80% de las causas de ceguera son prevenibles (John 2012). Existen esfuerzos que se están haciendo para la prevención y disminución de las enfermedades visuales, como la capacitación del personal de salud de primer contacto para la detección oportuna de causas prevenibles de ceguera. Por ello es necesario recapitular sobre las competencias que requiere todo estudiante que sale de la carrera de medicina en el área de oftalmología y las propuestas educativas que se han hecho para el aprendizaje de esta especialidad en pregrado.

En Estados Unidos en el año 2004, únicamente el 30% de las escuelas cumplían con una rotación en oftalmología, comparada con un 68% de las escuelas en el año 2000. Únicamente el 58% de las escuelas de medicina exigían que el estudiante de medicina acreditara la asignatura de oftalmología para aprobar el año académico (Fan, 2007), y el tiempo que se le dedica va de 2 a 18 días (Baylis, 2011).

Las patologías oculares comprenden del 3 al 19% de las causas de consulta en atención primaria, siendo este porcentaje aún mayor en las salas de urgencia de los hospitales (Fan, 2007), por lo que las herramientas para la exploración de las patologías oculares, tal como el oftalmoscopio directo, deben incluirse en el equipamiento que debe tener y saber manejar cualquier médico (Benbassat, 2012). Desafortunadamente el uso del oftalmoscopio es infrecuente entre estudiantes o especialistas de otras ramas diferentes a la oftalmología debido a barreras técnicas y se ha reportado en la literatura que el 43% de los médicos generales tiene poca o nula confianza para utilizarlo (Kelly, 2013).

En el año 2007, Fan JC y colaboradores, realizaron una evaluación en 19 escuelas de Medicina, y las principales habilidades que buscaban desarrollar en sus estudiantes eran la toma de agudeza visual, la realización de oftalmoscopia directa y la exploración de campimetría por confrontación. Por otro lado, Baylis y colaboradores (2011) evaluaron la curricula de la asignatura de oftalmología en 24 escuelas de medicina del Reino Unido, y del total de las escuelas evaluadas, solo 79% tenían la asignatura en oftalmología como obligatoria.

La enseñanza de la oftalmología en las escuelas de medicina incluye lecturas, sesiones tutoriales y prácticas en clínica, así como el uso de modelos anatómicos computarizados, trabajo en comunidades rurales, talleres, aprendizaje basado en problemas, etc. (Fan 2007, Baylis 2011) y los principales temas que se abordan en los programas académicos son el examen ocular, catarata, ojo rojo, manifestaciones oculares de patología sistémica, prevención de ceguera, cuidados de las personas ciegas, colocación de parche ocular, aplicación de medicamentos e irrigación ocular (Fan 2007).

Kelly (2013) refiere que los estudiantes de medicina preferían evaluar las fotografías del fondo de ojo tomadas previamente para realizar el examen clínico del paciente, en lugar de utilizar el oftalmoscopio directo debido a las implicaciones técnicas que éste último requiere. En base a lo anterior la propuesta sería implementar cámaras de fondo sin midriasis y tomar fotos de fondo de ojo a todos los pacientes que acuden a la consulta en el primer nivel de atención de manera tal que se entrene al estudiante en la identificación de signos patológicos en la fotografía clínica. Una limitante para esta medida es el alto costo económico de las cámaras de fondo.

La Teleoftalmología es un recurso que requiere ser evaluado como herramienta educativa, así como el uso de teléfonos inteligentes y un sin número de aplicaciones surgidas en los últimos años para la exploración del paciente.

Con el fin de reducir la sobrepoblación de los servicios de oftalmología, el modernizar el proceso de enseñanza-aprendizaje de la oftalmología, mejorara la eficiencia en la atención de los problemas oculares en el primer nivel de salud. Actualmente existen datos de que más del 50% de los casos referidos a los servicios del oftalmólogo como urgentes no constituyen emergencias reales y que cerca del 40% de los dichos casos pueden ser manejados en el primer nivel si el personal está capacitado adecuadamente. (Hau, 2008).

Pese a que existen propuestas de diseño curricular en la asignatura en oftalmología a nivel mundial, estudios han demostrado (Fan 2007, Baylis 2011), que este diseño “ideal” es tomado solo parcialmente en cuenta y en general, se puede afirmar que no hay satisfacción en los programas académicos de pregrado en el área de oftalmología lo que sigue provocando falla y retraso en los diagnósticos, sobrepoblación en los hospitales de referencia y aumento en los costos económicos de las discapacidades visuales.

En México hay pocos datos sobre lo que se está enseñando en las escuelas de medicina en la asignatura de oftalmología, desconocemos el tiempo que se le dedica a ella y tampoco tenemos evaluaciones sobre las competencias que tienen los médicos que egresan. Se requiere promover la investigación educativa, promover la profesionalización docente, organizar el proceso docente-educativo y evaluar el aprendizaje, de tal manera que se reduzca la subjetividad, se unifiquen criterios y se den garantías de la calidad de los alumnos, en conclusión, renovar e innovar en la enseñanza de la oftalmología.

Bibliografía:

Baylis O., Murray P., Dayan M., (2011). Undergraduate ophthalmology education- A survey of UK medical schools. Medical teachers 33 (468-471).
Benbassat J. Polak B. and Javitt J. (2012). Objectives of teaching direct ophthalmoscopy to medical students Acta Ophthalmologica 90: 503–507.
Fan JC., Sherwin T., Mc Ghee C. (2007).Teaching of ophthalmology in undergraduate curricula: a survey in Australasian and Asian medical schools. Clinical and experimental ophthalmology 35 (310-317).

Hau S., Ioannidis A., Masaoutis P., Verma S. (2008). Patterns of ophthalmological complaints presenting to a dedicated ophthalmic Accident & Emergency department: inappropriate use and patients’ perspective Emerg Med J;25:740–744. doi:10.1136/emj.2007.057604.

John S., Sengupta S, Reddy S., Prabhu P., Kirubanandan K., et al. (2012).The Sankara Nethralaya Mobile Teleophthalmology Model for Comprehensive Eye Care Delivery in Rural India TELEMEDICINE and e-HEALTH DOI: 10.1089/tmj.2011.0190.

Kelly LP., Garza PS., Bruce B., Graubart EB., et al. (2013) Teaching Ophthalmoscopy to Medical Students (the TOTeMS Study) Am J Ophthalmol 156: 1056–1061.

Prieto-Miranda SE, Jiménez-Bernardino CA, Jiménez-Bernardino JA, Esparza-Pérez R. (2013) ¿Sirve el examen nacional de residencias médicas de México? Med Int Mex 29:518-524.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s