Baja Vision

Dra. Graciela Gradenigo
Médica Oftalmóloga: MN 47981
Especialista en Baja Visión
Jefa de la sección de Baja Visión
Medica de planta del servicio de oftalmología del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Low Vision; Courtesy CBM

Hace más de12 años que comenzó la sección de baja visión en el hospital. Empecé solo con la colaboración de la Lic. Bartolomé como rehabilitadora visual, pieza fundamental en un equipo de baja visión.

A lo largo de este tiempo fue creciendo la sección incorporándose otros profesionales como la Dra. Arteaga (San justo, adultos) Dra. Sánchez (pediatría). Pérez de la Hoz (Óptico del Hospital), Lic. Veiga (psicóloga) y el área de discapacidad del Hospital para aquellos pacientes con certificados.Les proporciona tanto los medicamentos como las ayudas ópticas en forma gratuita.

Comenzar un proyecto es siempre un desafío, mayor si es una sección de baja visión y lograr que los oftalmólogos comprendan que siempre hay otros caminos para ayudar a los pacientes.

Como funcionamos actualmente:

Los pacientes son derivados por oftalmólogos del servicio y externos, psiquiatras, clínicos, neurólogos, pediatras etc.

Generalmente vienen ya estudiados, para nosotros conocer CV, la AV, OCT nos permite dar la ayuda necesaria, óptica, no óptica, electrónica, planear su rehabilitación o brindarles apoyo psicológico.

Debido a que el hospital tiene un plan de salud para mayores y la expectativa de vida es alta, el caudal de pacientes con patología es muy importante.

Hay que hacer una buena historia clínica ya que la mayoría disimulan no su enfermedad sino las limitaciones que presentan. Por lo tanto es importante observarlos, escucharlos. A veces no alcanza con una primera entrevista. Cuando van tomando más confianza con nosotros, conocen las dificultades y las aceptan, es el momento de iniciar su rehabilitación. Esta es fundamental. No se hace nada dándole una ayuda óptica y mandarlo a la casa, es muy probable que vuelva al tiempo diciendo que lo que le dimos no les sirvió por lo tanto antes de recetarlo se realiza la rehabilitación visual y cuando adquieren la ayuda se los vuelve a citar, hasta que el paciente logre sus expectativas.

También contamos con la rotación de residentes, fundamental para que conozcan otros medios para ayudar a los pacientes. Una vez que completan su residencia llevan el recuerdo del paso por la sección, no es necesario que sepan dar una ayuda óptica pero sí que puedan derivar aun especialista en Baja Visión.

Damos clases y participamos de los ateneos del servicio.

Una o dos veces al año hacemos talleres de información para la comunidad, son libres y gratuitas (tanto en capital como en San Justo) Participamos de Jornadas y Congresos.

Creo que el desafío es grande y lleva bastante tiempo concientizar que la rehabilitación en todos los órdenes de la vida es fundamental, y que en oftalmología se hace cada día mas importante.

El saber orientar a nuestros pacientes y poderlos ayudar es el mejor complemento para toda nuestra vida profesional.

Espero que en un futuro seamos más los que nos dediquemos a la Baja Visión, es una especialidad que va creciendo lentamente pero firme y queda mucho para hacer.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s