Influencia del entorno familiar del paciente con catarata

Logoterapeuta Leticia Martínez Castro
Logoterapeuta Virginia Morales Cruz

Si logramos reflexionar ¿Qué representaría para cualquiera de nosotros, perder nuestra capacidad de ser autosuficientes y gestionar soluciones a nuestras propias necesidades?, nos va a resultar muy fácil entender lo que significa para un paciente perder este privilegio ante un déficit visual silencioso, implacable e incapacitante como acontece en el caso del paciente que sufre de una catarata senil, especialmente si no cuenta con acceso a servicios de salud y por ello con un diagnóstico y posible tratamiento.

Por otro lado, un paciente en estas circunstancias, puede tomar diferentes actitudes al recibir de parte de su médico el diagnóstico y las expectativas de recuperación con un tratamiento definido.

Como oftalmólogos nos vamos a encontrar con un paciente deprimido, desmotivado y temeroso de encontrar soluciones, sobre todo si no se abordan de una manera adecuada, lo que muchas veces hace que por miedo un paciente rechace una oportunidad para integrarse con calidad de vida a su mundo habitual.

Ya en muchos sistemas de salud reconocidos como eficientes en el mundo, se considera indispensable la participación de profesionales que sepan manejar esta etapa transitoria de duelo ante la pérdida de calidad de vida por una patología, hecho que es perfectamente aplicable frente a una catarata.

Por todo ello, hemos invitado a participar en este módulo de catarata a profesionales competentes en manejar el proceso de pérdidas, para motivar a quien sufre de esta patología a buscar soluciones, experiencia que deseamos compartir con ustedes para optimizar la toma de decisiones y los resultados ante el acto quirúrgico de resolver una catarata, que sin duda cambia la historia y calidad de vida de muchos pacientes

Dr. Francisco Martínez Castro

¿Qué es la Logoterapia? La logoterapia, creada por el Dr. Viktor Frankl, también conocida como la tercera escuela vienesa de psicoterapia, es una psicoterapia centrada en el sentido.

Esta escuela de psicoterapia busca que la persona encuentre el sentido de lo que le sucede, en este caso, que encuentre el sentido de su enfermedad. Que la persona al preguntarse ¿para qué? encuentre respuestas.

Brinda un apoyo complementario a la medicina en los trastornos somáticos, psicógenos, psiquiátricos y sociológicos donde la enfermedad requiere del paciente un cambio de actitud para afrontar una nueva situación existencial.

La Logoterapia toma del filósofo Nietzsche la frase “Quien tiene un para qué vivir, puede soportar cualquier cómo”. O sea, encontrar el sentido, el para qué de la situación, hace soportable cualquier experiencia: logro vivirla sin desesperarme, por difícil que sea.

Por ello, la Logoterapia puede acompañar al paciente y a su familia cuando recibe el diagnóstico de una enfermedad y consideran difícil enfrentar la situación y las complicaciones que ésta representa, o se les dificulta tomar la decisión de operarse.

El paciente con un diagnóstico de catarata, con frecuencia se desanima, paraliza y si no es tratado a tiempo, puede caer en depresión. La Logoterapia puede ayudarlo a ir tomando decisiones durante el proceso de su enfermedad, a resignificar su enfermedad y su vida. Se le puede orientar y acompañar para que pueda reconocer qué quiere, diferenciar entre lo que “tiene” (una enfermedad), de lo que Es… y, de esta manera, decidir lo que es mejor para él/ella.

Acompaña a los familiares de los pacientes dando la sabiduría que permite soportar el sufrimiento del ser querido y en el duelo ante una enfermedad que compromete la visión y limita la vida de su ser querido; asimismo, se les puede acompañar para que encuentren un sentido al cumplir las tareas que apoyen el proceso de recuperación de su ser querido.

Cuando la enfermedad tiene un origen congénito, los padres se llenan de culpa y habrá que acompañarlos para que puedan abandonar la culpa innecesaria para llevar a cabo las tareas con un nuevo significado.

Incluso, cuando la curación no sea posible, se puede ayudar al paciente a descubrir Sentidos y Decir Sí a la Vida a pesar de todo, realizando Valores de Experiencia (el amor y la Trascendencia que realiza al dedicarse a algo que le permita empezar a disfrutar de nuevo su vida), de Creación (el trabajo, el arte) y sobre todo de Actitud. La actitud correcta no es vivir en una forma pasiva si su enfermedad es incurable. Es no darse por vencido. Es no aceptar que la enfermedad rija nuestras vidas. Es una actitud creativa de adaptarse uno a lo inevitable.

Una actitud negativa está ligada siempre con la frustración, la resignación pasiva, la desesperación, el estancamiento, la indiferencia y los vaticinios desfavorables. Una actitud positiva nos conduce a no considerarnos como víctimas desamparadas y permite que nos veamos asumiendo el control de la situación en la medida de lo posible.

Asumir una actitud positiva no significa que la persona no deba desahogar su tristeza, enojo, miedo… El desahogo es necesario, sanador. Las lágrimas lavan el dolor, desintoxican el cuerpo. Es más fácil entonces tener fuerza para seguir luchando, para encontrar nuevas alternativas a un nuevo estilo de vida.

Algunas preguntas que cada uno puede formularse para lograr el cambio de la desesperación a la esperanza:

¿Qué necesito aprender de esta circunstancia?

¿Cómo podría esta enfermedad convertirme en una mejor persona?

¿Cuál es el primer paso que debo dar para asumir mi nueva actitud?

La Logoterapia entonces, tiende un puente que une al proceso salud-enfermedad con la plenitud existencial, relaciona el proceso de curación con una vida llena de sentido y hace crecer la esperanza en una vida cada vez más profunda y plena.

FORMATO QUE EL PACIENTE Y FAMILIARES DEBERÁN RESPONDER PARA TOMAR LA DECISIÓN DE OPERARSE:

1. ¿Cuál es el diagnóstico recibido?

2. Revisar si el paciente come, duerme, toma antidepresivos, revisar su aseo, mirada, tono de voz, expresión corporal y actitud ante su enfermedad, antes y después de recibir el diagnóstico.

3. ¿Cómo se siente con el diagnóstico recibido? ¿Cuáles son los sentimientos que están presentes?

4. ¿Qué conoce de su enfermedad?

5. ¿Qué dudas tiene sobre su enfermedad?, para poder resolverlas con el Médico Especialista.

6. Valorar qué tanto del miedo es imaginario…

7. Si no ha tomado la decisión de operarse, ¿Que le impide tomar la decisión?

8. Si ya tomó la decisión, como se siente con esto?

9. ¿Cuál es el riesgo real que existe?

10. ¿Cree usted poderse comprometer? ¿o qué se lo impide?

11. ¿Qué pasaría si usted no se mueve? … o ya lo ha estado haciendo.

12. ¿Ha pensado todo lo que le espera aún?

13. ¿De qué manera piensa participar en su recuperación?

14. ¿Con quien cuenta para apoyarlo y acompañarlo durante este proceso?

15. Usted no está solo(a).

16. Yo estoy aquí para usted.

Logoterapeuta Leticia Martínez Castro

Logoterapeuta Virginia Morales Cruz

Grupo Integral de Logoterapia

El Grupo Integral de Logoterapia, fue conformado a mediados de 1984, cuenta con seis integrantes quienes son: Leticia Martínez Castro, Virginia Morales Cruz, Luz Raquel Morales Méndez, Alicia G. Rivera, Carla Eugenia Peon Barriga y Marco Vinicio Oliva.

El objetivo primordial del Grupo es integralmente acompañar al paciente con aquello que le toca vivir, aspira llevar al Ser humano a una vida plena promoviendo el valor de la conciencia, la libertad y la responsabilidad trabajando con el paciente en sus tres dimensiones. Soma – Psique y Nous (la parte espiritual).

Los comentarios están cerrados.